La merienda es el momento favorito para cualquier persona a la hora de comer.  Pero seguro te preguntarás ¿Qué debes merendar? Una merienda debe ser saludable, para tener energía y resistencias, un metabolismo rápido y que te ayude con la pérdida de peso.

Puedes merendar Frutas deshidratadas

Las frutas deshidratadas son una buena opción para eliminar los antojos. Son saludables y muy sabrosas, te sirven para comer después de ir a entrenar o de merienda durante el día. Estos frutos contienen muy pocas calorías por lo que la posibilidad de engordar es mínima.

La deshidratación es una de las formas más antiguas para conservar los alimentos. Hay distintos procesos para deshidratar las frutas.

La deshidratación se fundamenta en eliminar la mayor cantidad de agua que existe en el alimento. Por eso, aprende a deshidratar las frutas para tu merienda.

Cómo Deshidratar las Frutas para tu Merienda

Ingredientes: Frutas en buen estado, una malla y zumo de limón.

frutas-deshidratas-para-merendar

Preparación:

Lava las frutas y córtalas en rodajas. A excepción de las uvas, solo le quitas las semillas.

Colócalas en una taza con el zumo de limón, (el jugo ayuda a conservar su color y también funciona como preservativo natural).

Luego las volteas en una bandeja, y las cubres con la malla para protegerla de los insectos.

Las colocas durante un día a llevar sol y las retiras en la noche.

Si observas que la consistencia de la fruta se parece a la las gomitas, quiere decir que ya están listas. De lo contrario deberás colocarla un día más al sol, hasta que logres conseguir la consistencia de una gomita.

El tiempo de secado en todas las frutas no es la misma, porque cada fruta tiene cantidades distintas de agua.

Si quieres un cuerpo fitness, entonces la deshidratación de las frutas, es una excelente opción para ti.

Para que tengas una idea más clara sobre este tema, aquí te dejamos con este video de Rawvana que explica mejor cómo realizarlo:

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir