Conocer el tipo de cuerpo que tienes, te ayudará mucho en el mundo fitness, debido a que el conocimiento de tu constitución física marcará la estrategia o camino a seguir para lograr tus objetivos.

La importancia de reconocer cuál es tu tipo de constitución física hará que evites emprender una lucha inútil por cambiar lo que no puedes cambiar y aceptar que, solo puedes sacar provecho de lo que ya tienes. 

¿Cuáles son los Tipos de Constitución Física?

constitucion-fisica-tipos-somaticosAunque existe una variedad de combinaciones de la constitución física, hay tres que son básicas:

Ectomorfo o Leptosomático

La tendencia de este tipo de cuerpo es la de adelgazar. Se caracterizan por ser altos, delgados, extremidades largas, pies y manos frías, hiperactivos, hombros pequeños y contextura frágil.

Como presenta un metabolismo acelerado, se sugiere mantener una dieta a base de carbohidratos y el entrenamiento enfocado a las pesas en lugar del cardiovascular.

Mesomorfo o Atlético

Este tipo de constitución es ideal, pues ya presenta un tejido muscular óptimo y mantiene un peso ideal por naturaleza.

El cuerpo de hombre se distingue por su forma en V y en el caso de las mujeres presenta cuerpo en forma de reloj de arena. Por lo general, pueden ser insensibles al frío, de buena digestión y buen porte físico.

Este cuerpo ya tiene una buena versión física, sólo hay que potenciarla con entrenamiento cardiovascular y pesas. Sin embargo, puede presentar poca elasticidad muscular, por lo que es propenso a lesiones.

Endomorfo o Pícnico

Es el tipo de cuerpo que tiene la tendencia a acumular grasas y aumentar de peso. Presentan un cuerpo blando, un físico redondo y músculos infradesarrollados.

Deben vigilar más su dieta y evitar tanto carbohidratos como azúcar, los cuales pueden ser sustituidos por proteínas, verduras y fibra. El entrenamiento ideal estará basado en ejercicios cardiovasculares.

En el siguiente video encontrarás más detalles sobre este tema, no te lo pierdas:

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir